miércoles, 12 de junio de 2013

Aldalan, trabajar el éxito de los Superdotados

NOTA DE PRENSA Madrid 6/6/2013. Nos ha llegado la siguiente nota de prensa, que nos ha parecido interesante compartir.

La Universidad Autónoma de Madrid y la ‘Fundación Inteligencia y Sociedad’ firmaron un convenio de colaboración para favorecer la integración, la inserción laboral y la atención adecuada para jóvenes superdotados.

Otro de los objetivos de este convenio es sensibilizar y concienciar acerca de la situación de los jóvenes superdotados, que encuentran un sistema educativo que no permite desarrollar su talento, creatividad o capacidades, combinado a su vez con problemas emocionales y de integración social que dificultan el desarrollo de sus habilidades sociales y su acceso al mundo laboral.

La Universidad Autónoma de Madrid -a través de la colaboración del Vicerrectorado de Estudios de Grado y el Vicerrectorado de Cooperación y Extensión Universitaria- avanza así en su compromiso y reflexión sobre la diversidad social, elaborando materiales divulgativos, estudios en el ámbito de la inteligencia, junto con programas de sensibilización vinculados al desarrollo emocional y profesional de los estudiantes y titulados con elevadas capacidades intelectuales.

Esta noticia nos ha hecho recabar información interesante sobre los niños o jóvenes sperdotados, que es la siguiente:

Recogiendo información sobre niños y jóvenes, superdotados nos encontramos con todo tipo de titulares que engloban la palabra: fracaso, aislamiento….

El 2% de la población, unos 300.000 alumnos españoles, según los estudios, tiene potencialmente altas capacidades, pero apenas unos 3.000 están reconocidos por el sistema educativo, con medidas de flexibilización o aceleración de cursos. Es decir: Sólo se diagnostican o descubren 3.000 superdotados, y 270.000 pasan por alto.

En cada aula puede haber un niño con alta capacidad intelectual o un talento específico. Tanto profesorado, tutores y como no familiares deben de prestar atención, y tener la capacidad suficiente para poder establecer quien o quienes son.

A medida que nuestro conocimiento sobre la inteligencia ha ido aumentando y se ha expandido el retrato de la inteligencia ha cambiado y actualmente se sabe que la superdotación es algo más que un Cl alto. La inteligencia es una consideración necesaria para alcanzar la superdotación pero no suficiente, (Sternberg, 1986). De otra parte no hay ya un único modelo de inteligencia y por lo tanto las manifestaciones de la superdotación pueden también ser distintas.

Los niños pueden mostrar las altas capacidades de diferentes formas, y son normalmente los padres los primeros en darse cuenta de sus habilidades especiales. Si observas un gran número de estos comportamientos en tu hijo, puede ser una señal de que su desarrollo es de alguna forma avanzado.

Hemos de saber que en los estudios tradicionales, al limitar el concepto de superdotación a la obtención de altas puntuaciones en pruebas de inteligencia, confunden a veces los niños superdotados con aquellos enriquecidos ambientalmente, es decir, aquellos a los que se llama "niños despiertos", muy estimulados por sus padres, puesto que los tests tradicionales definen sólo el nivel de ejecución actual, que puede estar determinado por condicionantes como el entrenamiento y no tanto por las capacidades reales del niño/a.

Todos los niños son especiales, y poseen puntos fuertes o virtudes en ciertas áreas. Sin embargo, algunos niños poseen habilidades más avanzadas que requieren de ajustes en casa y en el colegio para ayudarles a crecer y a aprender.

Mientras observas cómo tu hijo crece y se desarrolla, puedes haberte dado cuenta de ciertas destrezas o características diferentes de los niños de su misma edad. Por ejemplo, tu hijo puede:
•    Ser muy curioso y observador.
•    Utilizar palabras y razonamientos de más adulto.
•    Tener diferentes ideas inusuales.
•    Reconocer secuencias complejas y relaciones.
•    Dar con soluciones a problemas de forma inesperada.
•    Mostrar una gran memoria.
•    Hacer preguntas inusuales.
•    Demostrar talento avanzado en ciertas áreas (como matemáticas, ciencias, escritura, arte, música o interpretación).
•    Aprender letras o números temprano, y leer antes de una enseñanza formal.

La persona con talento destaca en alguna de estos ámbitos de manera destacada, mientras, el superdotado sin destacar de manera llamativa mantiene nivel constante.


La labor de todos las personas que trabajamos con niños o jóvenes es: diagnoticar a tiempo y emprender acciones para gestionar la superdotación, y que la palabra fracaso que aparece en todos los artículos relacionados con este tema, se convierta en éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios, opiniones e información serán provechosas para la gente que visita el blog y para nosotros/as. Agradecerte tu participación.